Diferencias entre motricidad fina y gruesa: Cómo tratarla con juegos y ejercicios

motricidad fina y gruesa

Estamos seguros de que alguna vez has escuchado hablar de lo importante que es el desarrollo de la motricidad en los bebés. Se define como las acciones que implican movimientos de músculos en nuestro cuerpo, que a su vez se subdividen en dos grandes grupos.

¿Sabes la diferencia entre motricidad fina y motricidad gruesa? La motricidad gruesa son los grandes movimientos que se realizan con brazos, piernas, pies o cuerpo entero.

Por el contrario, la motricidad fina, son movimientos que requieren de precisión, en los que utilizamos las manos, muñecas, dedos, labios y lengua. Implica el desarrollo muscular combinado con el sistema nervioso.

Normalmente, ambas se desarrollan de manera simultánea en él bebe, ya que muchas de las acciones musculares que realiza nuestro cuerpo requiere el esfuerzo combinado de los grandes y pequeños grupos musculares.

Motricidad gruesa ejercicios

Toma nota de nuestras recomendaciones, se trata de ejercicios muy sencillos que te ayudarán a desarrollar los grandes movimientos de manera fácil y sencilla.

Dar palmadas

Aprovecha las ocasiones en las que solemos tener a nuestro bebe entre brazos, para dar palmadas lentamente, mientras cantas una melodía sencilla llevando el ritmo con las mismas.

Así, conseguiremos que intente repetir nuestros movimientos. Aquí puedes coger sus propias manos para corregir la posición e intentar que marque el ritmo poco a poco.

Esto le ayuda a mejorar la motricidad gradualmente desde las manos hasta las muñecas, mientras retienen levemente el antebrazo.

Escalar

Sus habilidades para escalar se ven en niños desde los dos años a los 4 años. Debemos fomentar esta faceta, cuando quieren escalarlo todo como juguetes, muebles, personas o cualquier otra cosa.

Te recomendamos animarles siempre a escalar, con cuidado, pero sin impedírselo nunca.

Equilibrio

Intenta que mantengan el equilibrio, primero agarrándose a cualquier mueble o pared, más tarde solos con las dos piernas y por último, que consigan mantener el equilibrio con un solo pie, a la pata coja.

Sobre los 4 años, pueden mantenerse unos 15 segundos con un pie, pero se trata de un dato orientativo, como ya sabemos, cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje.

Motricidad fina ejercicios

Te recomendamos algunosejercicios según la edad para mejorar su motricidad y autonomía, con el fin de que puedas ir incorporándolos poco a poco en su día a día.

  • 1 año: presionar o estrujar juguetes sonoros o coger un vaso con las dos manos.
  • 2 años: abrir y cerrar envases a presión, hacer rodar objetos o comer solo.
  • 3 años: abrir y cerrar envases de tapa rosca o vestirse y desvestirse solo.
  • 4 años: abotonar y desabotonar o manipular plastilina.
  • 5 años: utilizar lápices y acuarelas o hacer nudos.

Esperamos que te hayan sido de gran ayuda todos estos ejercicios y puedas ponerlos en práctica con tu bebé.

Por último, si buscas materiales educativos para mejorar su motricidad, te dejamos algunas recomendaciones que te pueden servir de gran ayuda:

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto la Política de privacidad

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>