Atención al cliente de lunes a viernes de 8 a 15 h: (+34) 958 80 05 80 · info@editorialgeu.com

Terapia asistida con perros, ¿qué es?

terapia asistida con perros para niños con autismo
Entrelazadogs

Entrelazadogs

Las intervenciones Asistidas con animales son un tipo de intervención, terapéutica, educativa o lúdica, dirigida a las personas en las que se incorpora a un animal como parte del proceso terapéutico para alcanzar objetivos específicos.

Puede ir dirigido a una multitud de colectivos como tercera edad, diversidad funcional, personas en riesgo de exclusión social, niños con distintas capacidades, autismo, personas con depresión, ansiedad, etc.


En concreto, la terapia asistida con perros es un tipo de tratamiento llevado a cabo por un profesional de la salud (psicólogo, fisioterapeuta, logopeda, etc.) que cuenta con la presencia del can como mediador, fuente de motivación y reforzador de conductas para el paciente.

Entrelazadogs es una entidad formada por psicólogas especializadas en niños y adolescentes que trabajan con sus propios perros seleccionados y adiestrados para realizar esta labor y que las acompañan durante las sesiones de psicoterapia para que los pacientes se sientan menos evaluados y más relajados e implicados en su tratamiento.

Cuando llegan a la consulta y les recibe alguno de los peludos del equipo moviendo su cola hace que se olviden de sus dificultades y problemas e incluso de que están en terapia.


A Entrelazadogs acuden muchos niños y jóvenes con Trastorno del Espectro Autista (TEA) o Asperger.

¿Qué es el autismo y por qué la terapia asistida con perros es tan beneficiosa?

El TEA es un trastorno del desarrollo de origen neurobiológico que afecta al funcionamiento cerebral dando lugar a dificultades en dos áreas principalmente: el comportamiento y la comunicación.

En concreto afecta al habla, a la interacción social, a la flexibilidad de pensamiento y a la conducta, entre otros. Estos niños, por su condición, se ven beneficiados en gran manera por la presencia de los perros ya que estos tienen un lenguaje no verbal, lo que resulta mucho menos amenazante y más comprensible para ellos.

Los perros también transmiten relajación, les ayudan a comunicarse y además ejercen una fuente de motivación tan grande que gracias al vínculo que se establece entre ambos, logran alcanzar los objetivos terapéuticos más rápidamente.

Cuando los niños con autismo están cerca de los perros se reducen las estereotipias, aumenta el contacto visual, aumenta la atención, la comunicación y por último pero no menos importante, la autoestima y la seguridad en sí mismos.

¿Cómo son nuestras sesiones?

Las sesiones tienen una hora de duración y se realizan una vez por semana en nuestro centro en Barcelona, aunque a veces también salimos a pasear para poder trabajar las habilidades sociales en entornos reales.


Siempre nos acompañan los perros para facilitar el trabajo y que el entorno resulte menos artificial y más espontáneo y enriquecedor. Diseñamos las actividades dirigidas a trabajar las
necesidades de cada paciente incorporando al perro y el material para la accesibilidad cognitiva (pictogramas, fichas, cuentos, juguetes, etc.) para lograr los objetivos.

Algunos de ellos son:

  • Reducir las estereotipias
  • Fomentar el lenguaje
  • Incorporar distintos alimentos a la dieta
  • Mejorar la atención
  • Fomentar el juego simbólico
  • Trabajar las habilidades sociales
  • Potenciar el juego compartido
  • Mejorar el estado de ánimo
  • Reducir la ansiedad
  • Aumentar la tolerancia a la frustración, etc.


Nuestro trabajo principal cómo psicólogas es ayudar a los niños y jóvenes y a sus familias a tener una mayor calidad de vida y trabajar en aquellos pequeños problemas del día a día, así como ofrecer estimulación, apoyo, relajación y autonomía.

Para ello nos encargamos de que entre los pacientes y los perros haya un fuerte vínculo para que estos se conviertan en una figura de apoyo y con su compañía logren superarse cada día.


La efectividad de este tipo terapia radica en el hecho de que como personas sociales tenemos comportamientos innatos de interés y afecto hacia los animales.

En este caso hacia el perro, quien con su presencia invita fácilmente a la interacción y a la socialización, promoviendo una sensación de comodidad y relajación y permitiendo que nuestro trabajo como psicólogas sea mucho más fácil de realizar y que los objetivos terapéuticos planteados se alcancen con mayor rapidez y sobre todo de forma más divertida.

Si quieres saber más sobre nuestro trabajo, visítanos en entrelazadogs.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies