Propuestas para el uso de apoyos visuales en niños con TEA (Parte III)

Después de haber presentado los apoyos visuales en dos post anteriores: Los apoyos visuales en niños con TEA, parte I y parte II, hoy os proponemos algunos usos para su puesta en práctica.

  1. Apoyos visuales para trabajar la elección

Comunicación. (Se ampliará hablando del PECS, Picture Exchange Communication System —Sistema de Comunicación por Intercambio de Imágenes más adelante).

Ante las dificultades para saber elegir entre varias propuestas, y que estas dificultades aumentan ante la formulación de preguntas abiertas, utilizar apoyos visuales es muy útil para simplificar estas preguntas y que el niño escoja lo que más le apetezca.

  1. Apoyos visuales para la estructuración temporal: rutinas y actividades cotidianas

Para comprender las actividades que se harán a lo largo del día las agendas visuales son de gran ayuda. Pueden realizarse para todo un día o solo para una parte de él. Se puede diseñar una agenda, sobre todo al principio, con un único informador visual, es decir, con la actividad más importante de ese día.

Independientemente del tipo de apoyo visual elegido (objetos reales, fotografías, dibujos pictogramas, etc.) conviene que se encuentre siempre en un lugar de fácil acceso para el niño y que esté siempre a la altura de los ojos de éste, de tal manera que la pueda consultar tantas veces como quiera. Lo ideal es colocar los marcadores con el niño, nombrando cada una de las actividades y compartiendo el interés, aprovechando así para trabajar otros objetivos como la denominación y la atención conjunta.  La forma de trabajar con la agenda es, que según vayan teniendo lugar las actividades se van denominando y al finalizarlas se retira el apoyo visual. Si una de las actividades no se pudiera realizar, tachamos con una X y mostramos una alternativa.

  1. Apoyos visuales para explicar días especiales

Los días excepcionales en los que suceden cosas que no son habituales generan estrés a un niño con Autismo, por ello anticipar este tipo de acontecimientos en una agenda transportable es de gran ayuda.

  1. Apoyos visuales para explicar las normas de conducta

Cuando el niño con TEA, con poca flexibilidad, es capaz de anticipar y prever las actividades, comprender qué esperamos que haga, o a qué nos estamos refiriendo con nuestras instrucciones, muchos de los problemas de conducta se extinguen. Los apoyos visuales son grandes clarificadores.

  1. Apoyos visuales para mejorar la motivación

Dado que los niños con autismo tienen restringidos sus intereses, una forma de mejorar su motivación es atrayendo su interés hacia algo nuevo usando como negociación un juguete o actividad preferida. Con los apoyos visuales se le mostrará una actividad poco motivante, la cual deberá hacer en ese momento, y lo que podrá hacer después cuando acabe, una actividad muy motivante. Es importante que se haga en ese orden, de tal forma que lo que le gusta refuerce y sea un premio, aumentando así la frecuencia de la actividad que menos le motiva.

  1. Apoyos visuales para mejorar el orden en el colegio y en el hogar e identificar propiedad

Etiquetar dónde se debe guardar cada cosa una vez terminada una actividad es una manera de conseguir que los niños con autismo recojan sus juguetes cuando hayan terminado.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto la Política de privacidad

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>