Cómo mejorar la memoria y aumentar la reserva cognitiva de tus hijos

mejorar la memoria y reserva cognitiva

Quizá el término “reserva cognitiva” no te suene demasiado, pero te aseguramos que se trata de una parte muy importante para trabajar la estimulación cognitiva en los más pequeños de la casa casi a diario. 

Es muy importante aumentar nuestra reserva cognitiva, tanto siendo niños como adultos. Pero empecemos por el principio: 

¿Qué es la reserva cognitiva y cómo afecta a la perdida de memoria? 

Aumentar nuestra reserva cognitiva, se traduce en aumentar la plasticidad y conexiones neuronales, ejercitando nuestra memoria día a día. 


Se ha demostrado, que un cerebro con mayor reserva cognitiva, podrá salir con mayor facilidad de un daño cerebral grave, que otro que no haya sido tan ejercitado.

Factores que intervienen en la pérdida de memoria y reserva cognitiva

  • Coeficiente intelectual: un componente de carácter innato y mayoritariamente genético procedente de los padres. Así, cuánto más alto sea el coeficiente intelectual de la persona, mayor reserva cognitiva tendrá y por tanto menos posibilidades de perder la memoria. 
  • Nivel educacional: otro factor decisivo, es el nivel educativo recibido, que podríamos medirlo a través de los años de escolarización. 
  • Nivel ocupacional: es decir, cuál es la profesión de esa persona, sobre todo en el caso de los adultos. Una persona más ocupada mentalmente en su trabajo tendría mejor memoria y reserva cognitiva, que una persona que apenas tiene ocupaciones mentales a lo largo del día. 

Además de estos tres factores, hay otros muchos que también son determinantes como por ejemplo: 

  • Actividad física realizada
  • Hobbies intelectuales
  • Socializar en tu día a día 
  • Realizar actividades socioculturales como ir al cine o a museos. 

Entonces, ¿cómo puedo mejorar la memoria de mis hijos? 

Una de las mejores maneras, es estimularla a través de juegos de memoria para niños, con los que estimularán su función cognitiva sin apenas darse cuenta. 

También te recomendamos hacer pequeños cambios en su rutina diaria, que les pueden favorecer mucho a largo plazo, como por ejemplo: 

  • Mejorar la alimentación: aparta de su alimentación la bollería industrial y grasas saturadas, sustituyéndolas por fruta variada, verduras, carne, pescado o huevos.

Plantea las chucherías o comida basura como recompensa o premios excepcionales, una cada cierto tiempo. 

  • Tiempo de descanso de calidad: dormir es imprescindible para grabar la información en nuestro cerebro y aumentar así nuestras conexiones neuronales. Por tanto, es muy importante descansar para poder rendir el resto del día. 
  • Realiza ejercicio físico: además de los beneficios físicos, cardiovasculares y respiratorios que tiene hacer ejercicio. También los tiene para nuestro cerebro, ya que liberamos endorfinas mejorando nuestro estado de ánimo. 
  • Ten hobbies que te hagan pensar: por ejemplo, a través de la lectura, es una muy buena manera de estimularles intelectualmente. También a través de sudokus, crucigramas, sopas de letras, laberintos o mandalas. 
  • Socializar: tener amigos y llevar a cabo actividades en grupo. Además, de estar en clase con otros niños y niñas, otra manera de socializar muy sana es llevarlos al parque o talleres, para que conozcan otros niños de su edad. 

Esperamos que esta información te haya sido de gran ayuda para mejorar la memoria de tus hijos en casa y puedas ponerla en práctica. Si tienes dudas, escríbenos un comentario, te leemos. 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto la Política de privacidad

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>